Si no cambiamos, veremos como nuestra sociedad va decayendo hasta convertirse en un "sálvese quien pueda" continuo, donde los asesinatos no cesarán.

Tras la inaceptable barbarie ocurrida en Nueva Zelanda, el ser humano se plantea una serie de interrogantes como: ¿Hacia dónde va la sociedad actual? ¿Por qué este aumento de odio entre las personas? ¿Cuándo van a acabar de suceder hechos como los ocurridos en Nueva Zelanda?

Son muchos los interrogantes que surgen acerca de esta escalada de odio que se está viendo desde hace ya varios años. Por desgracia, muchas de estas preguntas no tienen respuesta, y si la tienen no es precisamente una respuesta muy positiva.

No se logra encontrar una respuesta lógica, o con un mínimo de raciocinio sobre a qué se debe este aumento de odio entre las personas o qué motiva a las personas (por llamarlo de una manera) a realizar actos tan deleznables como el nombrado anteriormente. No existe ninguna justificación ante esos hechos, puesto que es imposible justificar el asesinato de alguien, y mucho menos matar a una multitud de personas por tema racial. En mi humilde opinión, este aumento de odio ha surgido o se ha visto incrementado por el terrorismo islamista. Se ha producido un aumento de odio hacia los islamistas, lo que se conoce como islamofobia. Esta islamofobia se ha visto incrementada por los numerosos atentados por parte de islamistas en los diferentes puntos del planeta, o las miles de ejecuciones grabadas en vídeo y difundidas al resto de la población. Esto ha provocado que gran parte de la población mire con otros ojos a los islamistas y viceversa. Pero estos atentados no deben provocar ese odio al islam, puesto que los islamistas son los primeros que condenan actos tan lamentables como esos y no se sienten identificados con la minoría.

En respuesta a la pregunta de cuándo van a acabar de suceder hechos como los ocurridos en Nueva Zelanda, todo parece indicar que no va a cambiar esta situación y va a seguir habiendo actos como estos. Y lo peor es que estos actos van aumentando día a día, y aunque no todos aparezcan en los telediarios se producen cientos de muertes, ataques, ejecuciones a diario. Por tanto no solo no se espera que acaben de suceder hechos como el de Nueva Zelanda, sino que parece que en un futuro irán aumentando, y parece que no estamos por la labor de cambiarlo, o esa sensación es la que se transmite.

Por último, en respuesta a la pregunta de hacia dónde va la sociedad actual, es un hecho conocido por todos que la comunidad humana, tal y como va en la actualidad, está tomando un camino el cual no es el idóneo. Día tras día escuchamos noticias relacionadas con asesinatos por odio racial, violaciones, asesinatos por violencia de género, discriminación… y parece que no va a cambiar. No se toman las medidas necesarias ni la gente deja de hacer esas barbaridades. Por tanto, si nada cambia, nos veremos obligados a ver como nuestra sociedad poco a poco va decayendo hasta convertirse en un sálvese quien pueda continuo, donde los asesinatos no cesarán.

Mario Cambra